Logotipo Contarcuentos

Más de 500 cuentos cortos y reflexiones


Tres viajeros

En el transcurso de un viaje, tres viajeros se hicieron amigos. Compartían las alegrías y las penas. No era un viaje tranquilo, pues cruzaban zonas desérticas. El agua y la comida escaseaba, y ellos intentaban racionarlas lo mejor posible. Hasta que un día se dieron cuenta de que sólo les quedaba un trozo de pan y la mitad de una bota de agua. Comenzaron a disputarse los víveres, e incluso intentaron dividirlos, pero eran tan poca cosa que ni siquiera podían fraccionarlos.

Al caer la noche, con el estómago vacío, decidieron tumbarse y dormir.

Soñar

– Al despertar – dijo uno -, nos contaremos nuestros sueños. Aquel que haya tenido el sueño más hermoso propondrá su solución.

Los otros dos estuvieron de acuerdo. Se fuerron a dormir. Cuando se levantaron a la mañana siquiente contaron sus sueños.

– He aquí mi sueño – dijo el primer viajero …
Me desplazaba suavemente por regiones maravillosas, tan tranquilas y bellas como ha de ser el paraíso. Allí encontré a un hombre de gran y brillante mirada que me pareció la mismísima bondad y que me dijo: “Eres tú el que merece el pan, por tu vida pasada y también por tu vida futura, que son dignas de admiración entre todos los hombres”.

– ¡Qué extraño! – se sorprendió el segundo viajero …
Porque yo en mi sueño he visto mi vida pasada, he visto mi vida futura y, en esta última, que todavía no ha empezado, me he encontrado con un hombre de gran sabiduría que me ha dicho: “Eres tú quien merece el pan, bastante más que tus compañeros, porque eres más paciente e instruido. El destino te ha elegido para dirigir a otros humanos. Es esencial que estés bien alimentado”.

Entonces el tercer viajero dijo:
– En mi sueño no he visto nada, no he oído nada, no he dicho nada. No me he encontrado con mi vida pasada ni con mi vida futura. Ningún sabio me ha dirigido la palabra. Pero he sentido una presencia todopoderosa, irresistible, que me ha forzado a levantarme, a buscar el pan y el agua, a comer el pan y beber el agua. Y eso es lo que he hecho, amigos.

Maestro: algunos textos sufíes dicen que “vivimos en un sueño del que a veces despertamos”. Vivimos la mayoría del tiempo en la irrealidad de los sueños, los deseos y lo que nos gustaría ser.

Fuente: Cuentos Sufis, la filosofía de lo simple

Etiquetas: ,

Escribe una respuesta