Logotipo Contarcuentos

Más de 500 cuentos cortos y reflexiones


Esto también pasará

Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte:

Anillo diamante

– Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre. Tiene que ser un mensaje pequeño, de manera que quepa debajo del diamante del anillo.

Todos quienes escucharon eran sabios, grandes eruditos; podrían haber escrito grandes tratados, pero darle un mensaje de no más de dos o tres palabras que le pudieran ayudar en momentos de desesperación total. Pensaron, buscaron en sus libros, pero no podían encontrar nada.

El rey tenía un anciano sirviente que también había sido sirviente de su padre. La madre del rey murió pronto y este sirviente cuidó de él, por tanto, lo trataba como si fuera de la familia. El rey sentía un inmenso respeto por el anciano, de modo que también lo consultó. Y éste le dijo:

– No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje.

– Durante mi larga vida en palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una ocasión me encontré con un místico. Era invitado de tu padre y yo estuve a su servicio. Cuando se iba, como gesto de agradecimiento, me dio este mensaje (el anciano lo escribió en un diminuto papel, lo dobló y se lo dio al rey).

– Pero no lo leas -le dijo- mantenlo escondido en el anillo.

– Ábrelo sólo cuando todo lo demás haya fracasado, cuando no encuentres salida a la situación.

Ese momento no tardó en llegar. El país fue invadido y el rey perdió el reino. Estaba huyendo en su caballo para salvar la vida y sus enemigos lo perseguían. Estaba solo y los perseguidores eran numerosos. Llegó a un lugar donde el camino se acababa, no había salida: enfrente había un precipicio y un profundo valle; caer por él sería el fin. Y no podía volver porque el enemigo le cerraba el camino. Ya podía escuchar el trotar de los caballos. No podía seguir hacia delante y no había ningún otro camino.

De repente, se acordó del anillo. Lo abrió, sacó el papel y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso. Simplemente decía:

– esto también pasará.

Mientras leía estas palabras sintió que se cernía sobre él un gran silencio. Los enemigos que le perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino, pero lo cierto es que poco a poco dejó de escuchar el trote de los caballos.

El rey se sentía profundamente agradecido al sirviente y al místico desconocido. Aquellas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel, volvió a ponerlo en el anillo, reunió a sus ejércitos y reconquistó el reino. Y el día que entraba de nuevo victorioso en la capital hubo una gran celebración con música, bailes. Él se sentía muy orgulloso de sí mismo.

El anciano estaba a su lado en la carroza y le dijo:

– Apreciado rey, le aconsejo leer nuevamente el mensaje del anillo.
– ¿Qué quieres decir? -preguntó el rey.
– Ahora estoy victorioso, la gente celebra mi vuelta.
– No estoy desesperado y no me encuentro en una situación sin salida.
– Escucha – dijo el anciano – este mensaje no es sólo para situaciones desesperadas.
– También es para situaciones placenteras.
– No es sólo para cuando estás derrotado; también es para cuando te sientes victorioso.
– No es sólo para cuando eres el último; también es para cuando eres el primero.

El rey abrió el anillo y leyó el mensaje: “esto también pasará”, y nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba, pero el orgullo, el ego, había desaparecido. El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Lo bueno era tan transitorio como lo malo.

Maestro: todas las situaciones (agradables y desagradables) son transitorios; pasarán y harán lugar para algo nuevo. Encontrarás la paz si logras tomar distancia de estas situaciones y si las aceptas como parte de la dualidad de la naturaleza.

Fuente: Internet, autor desconocido

Etiquetas: , ,

19 Comentarios

  1. en las buenas y malas debemos aceptar que todo pasa!

  2. Gracias por participar en el blog Graciela :-) Saludo Joost

  3. Muy bueno para darnos cuenta quienes somos y lo que somos. Nos ayuda a ver nuestra realidad desde otra perspectiva.
    Al comprender el mensaje debería desaparecer la soberbia de nuestra vida.Claro que los cambios no son nada fáciles de lograr, pero rendirse antes de emprender la lucha no es atributo de gente valiente no?.
    Abrazos.

  4. Gracias nuevamente Matias! Nos vemos por aquí ;-) Joost

  5. Todo pasa al igual que todo llega….

  6. CUANDO HE ESTADO EN LAS PEORES CIRCUNSTANCIAS, SIEMPRE ME HE DICHO: ESTE MOMENTO PASARA, ME DA TANTA CONFIANZA Y TANTA PAZ QUE AL PASAR UN BUEN TIEMPO, ME RIO DE LO QUE EN UN MOMENTO CREI QUE NUNCA PASARIA, Y ME DIGO NUEVAMENTE, ESTO TAMBIEN PASARA.

  7. No conocía esta historia ni la frase: “Esto también pasará”, que me gusta mucho, pero en los momentos de zozobra o desasosiego siempre me he dicho: La vida es más que ésto.

  8. La vida es más que ésto es la frase que uso.

  9. Me gustan los cuentos …cuanta enseñanza no? Muy sabio…

  10. Gracias por tus palabras Carina :-) Es un placer verte aquí!

  11. Que grande ,esto es similar al Si de Kipling “Si obtienes tu triunfo ,si llega tu derrota ,y a los dos impostores los tratas de igual forma ” Otra cosa ¿sabias que el presidente de la asociacion del futbol Argentino (AFA) tiene la misma inscripcion en su anillo ?Parece que el señor Grondona admira mucho a este cuento

  12. El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar. Winston Churchill

  13. Muy cierto, debemos estar consientes de ello, cualquiera que sea la situación…pasará!

  14. Escelente metafora. Cada día debe atenderse con la serenidad que ofrece esta mágica frase. gracias.
    mi búsqueda son las metáforas que permitan la reflexión.
    Hacen parte del repertorio de PINTASUEÑOS

  15. Es vital el mensaje muy agradecido👌

  16. Es vital como decir invitar a la muerte psicológica en cada instantes 👍

Trackbacks

  1. Corazones rotos  | Pasaba por ahí

Escribe una respuesta