1 respuesta

  1. loren
    06/09/2010

    ni se puede presumir, ni despreciar las opciones y posibilidades de uno, lo primero te lleva a que te coma la araña y lo segundo te come el león, hay que ser precavido y estar alerta sobre todo de uno mismo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio