1 respuesta

  1. Gloria Nolasco
    22/11/2011

    Tan buenas y nutritivas que son las lentejas, pero este Aristipo en esta historia o anécdota se pasó de ignorante, no obstante, Diógenes haciendo gala de una gran paciencia solo le contestó con las sabias palabras que cuenta la historia.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio