3 respuestas

  1. Cristina
    25/10/2011

    Maravilloso realmente…MARAVILLOSO!

    Responder

  2. María Abellán (@Nalleba)
    25/03/2012

    Que bonito relato para enseñárselo a gente que antes de mirarse a si mismo desgarra las faltas de los demás.
    Un saludo.

    Responder

    • Joost Scharrenberg
      26/03/2012

      Gracias María!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio