2 respuestas

  1. Angela Jimenez
    15/11/2014

    Solo dejando que nuestros hijos y alumnos sean ellos mismos, lograremos que crezcan.
    Me gusta mucho esta historia para trabajarla en mis clases y con mis hijas.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio