1 respuesta

  1. Elisenda
    06/02/2010

    Je,je, la buena pipa que a veces se convierte en la mala pipa, según a que hora te lo cuentan (o no te lo cuentan, claro).

    Queremos más cuentos absurdos!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio