3 respuestas

  1. Joost
    01/04/2010

    Nos cuesta limpiar y deshacernos de las cosas y de las personas que no nos gustan y no nos convienen … ehhhh! Este cuento lo ilustra excelentemente. Saludo!

    Responder

  2. Ana Laura Villarruel
    01/04/2010

    Nuestro ego muchas veces no nos deja desprendernos de ciertas cosas y personas..sólo es cuestion de poner todas nuestras energias en intentar hacerlo.. Saludos!

    Responder

  3. Luzbelsat
    01/04/2010

    Echar el freno, mirar hacia atrás, e incluso retroceder para retomar el camino con un nuevo impluso, no pecado ni cobardía, es a veces, incluso sabiduría.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
móvil escritorio