Cuento multimedia para el concurso Bubok 2010. Cuenta la historia de un cuento que no tenía nada que contar. O eso creía él.