Un día Chuang Tzu y un amigo caminaban en un sendero al lado de un río.

Carpas de oro

– ¿Ves nadar los peces allí? – dijo Chuang Tzu.
– Realmente están disfrutando.
– Tu no eres un pez – contestó el amigo.
– Así que no puedes saber realmente cuando están disfrutando.
– Tu no eres yo – dijo Chuang Tzu.
– ¿Así que cómo sabes que yo no sé que los peces están disfrutando?

Fuente: autor desconocido