Dos viejos amigos se encuentran tras mucho tiempo sin verse. Hablan del pasado, los amigos comunes, las vidas vividas y finalmente llegan al presente.

Perro blanco

– ¿Y en que ocupas tus días hoy? – pregunta uno de ellos
– Colecciono perros blancos.
– ¿Perros blancos? ¿Y tienes muchos?
– Sí, más de 20, todos de distintas razas.
– Vaya, habrás gastado una fortuna en tu colección.
– Para nada, todos lo encontré en la calle y no tenían dueño.
– Eso es imposible, yo voy por la calle cada día y nunca veo perros abandonados ¡y mucho menos blancos!
– La diferencia, amigo mío, es que yo los busco, y tu no.

Maestro: ¿Estás atento a las oportunidades que se te presentan en la vida?

Anúnciate en Contarcuentos