Mariposa

Soñé que era una mariposa que revoloteaba alegremente por el cielo.
No sabía que era Chuang Tse.
De repente despierta era Chuang Tse y me asombré de serlo.
Ya no me era posible saber si era Chuang Tse que soñaba ser una mariposa, o era una mariposa que soñaba ser Chuang Tse.

Fuente: escrito por Chuang Tse, taoista y famoso filósofo de la antigua china