Cuando alquien busca – dijo Siddhartha -,

suele ocurrir fácilmente que sus ojos sólo ven la cosa que anda buscando;
este alquien no puede encontrar nada,
no deja entrar nada dentro de él,
porque siempre está pensando en la cosa buscada,
porque tiene un fin,
porque está poseído por este fin.

Buscar significa tener un fin.

Pero encontrar quiere decir ser libre,
estar abierto a todo,
no tener fin.

Fuente: Siddhartha de Hermann Hesse