Un Pollo de tres kilos

He aquí que un hombre entró en una pollería. Vio un pollo colgado y, dirigiéndose al pollero, le dijo: – Tengo esta noche en casa una cena para unos amigos y necesito un pollo. – ¿Cuánto pesa éste? El pollero repuso: – Dos kilos, señor. El cliente...

Chuang Tse soñó que era una mariposa

Soñé que era una mariposa que revoloteaba alegremente por el cielo. No sabía que era Chuang Tse. De repente despierta era Chuang Tse y me asombré de serlo. Ya no me era posible saber si era Chuang Tse que soñaba ser una mariposa, o era una mariposa que soñaba ser...

Carga con ello

Un monje se acercó a Joshu y le dijo: – Si no traigo nada, ¿qué dirías? – Tíralo – respondió Joshu. – Pero maestro – dijo el monje – no llevo nada. – Entonces carga con ello Fuente: tradicional...

Cuidar al niño

Un hermoso día en un parque, un joven papá empujaba el cochecito en el que lloraba su hijito. Mientras el papá llevaba a su niño por los senderos del parque, iba murmurando bajito y suave: – Tranquilo, Ronaldo. – Mantén la calma, Ronaldo. – Está...

Fuerza del Hambre

Esta historia transcurre en el Japón durante un período de hambre. Un campesino que no tenía con qué alimentar a su familia se acuerda de la costumbre que promete una fuerte recompensa al que sea capaz de desafiar y vencer al maestro de una escuela de sable. Aunque no...

El fantasma erudito

Dos maestros confucionistas salieron a caminar en una aldea en la provincia Xian. Poco a poco se alejaron del pueblo por un caminito que llevaba a un cementerio. – Debe haber fantasmas por aquí, mejor regresemos dijo uno temeroso Justo en este momento, un señor...

Una gran crisis

Había una vez un hombre que vivía al lado de una carretera muy concurrida donde vendía maíz caliente con mantequilla. Su negocio iba bien, la gente le compraba, él estaba contento. Estaba tan ocupado que no oía radio, no leía los periódicos ni veía la televisión....

La Olla

Nasrudin, un simpático maestro que vivió en Medio Oriente hace casi mil años, había tomado prestada una olla de su vecino. El tiempo pasaba y Nasrudin no devolvía la olla, por lo que el vecino llamó a su puerta. – Maestro, si ya terminaste de usar la olla;...