El entorno óptimo

El entorno óptimo El pez favorito de muchos coleccionistas es la carpa japonesa, conocida comúnmente como koi. Lo fascinante del koi es que, si se mantiene en una pecera pequeña, sólo crece cinco o seis centímetros de largo. Si se coloca en un recipiente mayor o en un...

El valor del tiempo

Imagínate que existe un banco, que cada mañana abona en tu cuenta la cantidad de 86.400€ … Ese extraño banco, al mismo tiempo, no arrastra tu saldo de un día para otro: cada noche borra de tu cuenta el saldo que no has gastado. ¿Que harías? … imagino que...

Todo lo tengo guardado – ConcurSlow Microrrelato

Me hiciste los más hermosos regalos. Cuando me venza la tristeza, sé que no tendré más que abrir la caja donde, primorosamente envueltos, los fui guardando. ¿Lo ves? Aquí están: Conservo nuestra primera noche bajo las estrellas, que aún mantiene el aroma a madreselva....
Equilibrio – Microrrelato ConcurSlow

Equilibrio – Microrrelato ConcurSlow

Cuántas veces me he tumbado sobre la hierba o la arena del mar, dejándome atrapar por los sonidos, por el cielo protector, por esas nubes viajeras que van de paso, regalándonos figuras imaginadas. Agua,aire,tierra, mi paz… Y me quedo absorta, entre el cielo y la...
Por la boca muere el pez – ConcurSlow Microrrelatos

Por la boca muere el pez – ConcurSlow Microrrelatos

Mi padre y mi abuelo siempre me sueltan el mismo rollo. Que si antes se podía jugar fuera con tranquilidad, que la vida iba más despacio y había tiempo para todo, hasta para tener un montón de hijos, que los vecinos se conocían mejor, que nadie pasaba hambre y bla,...
Deseo – ConcurSlow Microrrelatos

Deseo – ConcurSlow Microrrelatos

No podía dejar de mirarlo. Llevaba días observándolo con detenimiento, viéndole crecer, maravillada por como la naturaleza podía dar forma a algo aparentemente tan frágil y vulnerable hasta convertirlo en objeto de atracción. Una mezcla de deseo y ternura se apoderaba...
Pablo – ConcurSlow Microrrelatos

Pablo – ConcurSlow Microrrelatos

Pablo. Así se llama el mendigo al que veo todos los días de camino al trabajo. Todas las mañanas le veo en el mismo lugar, junto a un quiosco, sentado con un perrito muy pequeño, de esos que la gente recoge cuándo sus dueños les abandonan en alguna cuneta o gasolinera...