Joneyed y el barbero

El santo Joneyed acudió a La Meca vestido de mendigo. Estando allí, vio cómo un barbero afeitaba a un hombre rico. Al pedirle al barbero que le afeitara a él, el barbero dejó inmediatamente al hombre rico y se puso a afeitar a Joneyed. Y al acabar no quiso cobrarle....

Todos somos Dios

Cierto día, iba paseando por una calle cuando de repente vi a una niño hambriento, sucio y tiritando de frío dentro de sus harapos. Me encolericé y le dije a Dios: – ¿Por qué permites estas cosas? – ¿Por qué no haces nada para ayudar a esa pobre niño?...

La última cena

Existe una anécdota sobre Leonardo Da Vinci acerca de su pintura «La ultima Cena», una de sus obras más copiadas y vendidas en la actualidad. Tardó 20 años en hacerla debido a que era muy exigente al buscar a las personas que servirían de modelos. Tuvo...

La cosa más bella de todo

El cuento de hoy no es en términos exactos «un cuento», sino son unas afirmaciones que invitan a la reflexión. ¡Disfrutan! ¿El día más bello? Hoy ¿El obstáculo más grande? El miedo ¿La raíz de todos los males? El egoísmo ¿La peor derrota? El desaliento ¿La...

Lagrimas

Cuentan que había una vez un señor que padecía lo peor que le puede pasar a un ser humano: su hijo había muerto. Desde la muerte y durante años no podía dormir. Lloraba y lloraba hasta que amanecía. Un día, aparece un ángel en su sueño. Le dice: – Basta ya....

El peluquero

Un hombre fue a una peluquería a cortarse el cabello y recortarse la barba. Como es costumbre en estos casos entabló una amena conversación con la persona que le atendía. Hablaban de tantas cosas y tocaron muchos temas. De pronto, tocaron el tema de Dios. El barbero...

Ego cristiano

Una vez visitó un cristiano a un maestro Zen y le dijo: – Permíteme que te lea algunas frases del Sermón de la Montaña. – Las escucharé con mucho gusto, – replicó el maestro. El cristiano leyó unas cuantas frases y se le quedó mirando. El maestro...

Cruz pesada

Un joven ya no podía más con sus problemas. Cayó de rodillas, rogando: – Señor, no puedo seguir. Mi cruz es demasiado pesada. El Señor le contestó: – Hijo mío, si no puedes llevar el peso de tu cruz, guárdala dentro de esta habitación. Después, abre la...

Cielo e Infierno

Un hombre habló con el Señor acerca del cielo y el infierno. El Señor le dijo a ese hombre: – Ven, te mostraré el infierno. Entraron en una habitación en donde un grupo de personas se encontraba sentado alrededor de una enorme olla de guisado. Todos estaban...

Intolerancia

Un día Abraham invitó un pobre a comer a su casa. Cuando Abraham daba gracias, el invitado empezó a maldecir a Dios y a decir que no soportaba oír hablar de su Santo Nombre. Encendido de ira, Abraham expulsó al blasfemo de su casa. Aquella noche, cuando Abraham hacía...