Manos vacías

Cuando Dogen regresó de China, tras haber estudiado allí el zen durante años, le preguntaron: – ¿Qué clase de nobles enseñanzas has traído? A lo que él contestó: – He vuelto con las manos vacías. Maestro: el desapego es uno de los grandes retos en el...

Escupir ante el Buda

En una ocasión, un monje zen entró en un templo y escupió ante la estatua del Buda. Alguién se lo reprochó y él respondió: – ¿Puedes mostrarme algún lugar en el que pueda escupir sin que se encuentre allí el Buda? Maestro: Dios o Buda está en todos los lados,...

Ataduras

Tao-hsin, destinado a ser cuarto patriarca del zen, preguntó a su maestro: – ¿Cuál es el método de la liberación? – ¿Quién te tiene atado? – replicó el maestro. – Nadie me tiene atado. – Entonces, ¿por qué buscas liberarte? Fuente: tradicional...

Sin atajos

Cuando un monje preguntó a su maestro si debía leer los sutras, este replicó así: – Aquí no hay senderos laterales ni atajos. – Las montañas permanecen todo el año frescas y verdes. – Tanto al este como al oeste, en cualquier dirección, puedes dar un...

Inocencia

Hace mucho tiempo, vivió en el Japón un ladrón célebre por su audacia. Robaba en el palacio imperial y la guardia era incapaz de sorprenderlo. Pusieron precio a su captura. Una noche entró a robar en una lujosa mansión y el hijo del propietario, un niño pequeño, se...

Oscuridad

Un monje pasa el día con un viejo maestro. Por la noche, se dispone a regresar a su casa, pero la noche es oscura. Regresa al lado del maestro y le dice: – No voy a poder volver a mi casa debido a la oscuridad. Entonces, el maestro le dice: – ¡Espera! Voy...

Cabeza de perro

Un samurai caminaba un día con su perro cuando, de repente, éste, enseñando los colmillos por primera vez, se puso a ladrar furiosamente en su dirección. Sorprendido y irritado, el samurai sacó su sable y le cortó de un tajo la cabeza del animal. Pero, en vez de caer...

Sordo, mudo y ciego

Gensha se lamentó un día ante sus seguidores: – Otros maestros han mantenido siempre la necesidad de salvar a todo el mundo; pero supón que te encuentras con alquien que está sordo, mudo y ciego: él no podría ver tus gestos, oir tu predicación o, al mismo...

Gato atado

El maestro de zen y sus discípulos comenzaron su meditación de la tarde. El gato que vivía en el monasterio hacía tanto ruido que distrajo los monjes de su práctica, así que el maestro dio ordenes atar al gato durante toda la práctica de la tarde. Cuando el profesor...

¿Cuál es el camino?

Le preguntó un monje curioso a un maestro: – ¿Cuál es el camino? – Está justo ante tus ojos – dijo el maestro. – ¿Por qué no lo veo por mí mismo? – preguntó el monje. – Porque estás pensando en ti mismo – dijo el maestro....

El camino

A un maestro que vivía como ermitaño en una montaña, le preguntó un monje: – ¿Cuál es el camino? – ¡Qué hermosa montaña es ésta! – dijo el maestro como respuesta. – No le estoy preguntando sobre la montaña – dijo el monje – .. sino...

Las tres preguntas

El discípulo se dirigió al maestro para tener un encuentro espiritual. El maestro le previno: – Solo contestaré tres preguntas, amigo mío. – Piénsalas muy bien Tras unos instantes de reflexión, el discípulo preguntó: – ¿Cuál es la verdad más...

Quemar al Buda

Una fría noche de invierno, un asceta errante pidió asilo en un templo. El pobre hombre estaba tiritando bajo la nieve, y el sacerdote del templo, aunque era reacio a dejarle entrar, acabó accediendo: – Está bien, puedes quedarte, pero sólo por esta noche....