Codicia

Al pasar un barbero debajo de un árbol embrujado, oyó una voz que le decía: – ¿te gustaría poseer las siete tinajas de oro? El barbero miró alrededor suyo y no vio a nadie. Pero su codicia se había despertado y respondió con avidez: – Sí, me gustaría...

Recompensa

Cuenta una historia turca que mula Nasrudin, tras perder su asno, hizo proclamar en toda la ciudad que le daría el animal a aquel que se lo trajese, además de la albarda y el cabestro como gratificación. Sus vecinos, sorprendidos de la recompensación que ofrecía,...

Fantasias de una abeja

Era una abeja llena de alegría y vitalidad. En cierta ocasión, volando de flor en flor y embriagada por el néctar, se fue alejando imprudentemente de su colmena más de lo aconsejable, y cuando se dio cuenta ya se había hecho de noche. Justo cuando el sol se estaba...

Gato atado

El maestro de zen y sus discípulos comenzaron su meditación de la tarde. El gato que vivía en el monasterio hacía tanto ruido que distrajo los monjes de su práctica, así que el maestro dio ordenes atar al gato durante toda la práctica de la tarde. Cuando el profesor...

Apego a las rosas

Se trataba de dos amigos con una gran tendencia hacia la mística. Cada uno de ellos consiguió una parcela de terreno donde poder retirarse a meditar tranquilamente. Uno de ellos tuvo la idea de plantar un rosal y tener rosas, pero enseguida rechazó el propósito,...

Dinero

Cuento de Bruno Ferrero sobre el dinero. – Maestro, ¿qué piensa del dinero? – preguntó el discípulo. – Mira a la ventana, – le dijo el maestro -, ¿qué ves? – Veo una mujer con un niño, una carroza tirada por dos caballos – … y...

El fabuloso diamante

Al llegar a una edad avanzada, y tras una vida hogareña de alegrías y sufrimientos cotidianos, unos esposos decidieron renunciar a la vida mundana y dedicar el resto de sus existencias a la meditación y a peregrinar a los más sacrosantos santuarios. En una ocasión, de...