Áquila soy

Había una vez un granjero que, mientras caminaba por el bosque, encontró un polluelo de aguila herido. Se lo llevó a su casa, lo curó y lo puso en su corral. El ave aprendió a comer la misma comida que los pollos y a comportarse como estos. Un día, un naturista que...