El Eco

Un niño paseaba por la montaña con su papá. En un descuido tropezó con una roca y gritó ¡Ay! y de inmediato a lo lejos escuchó una voz que gritaba ¡Ay! ¡Ay! Con curiosidad el niño pregunta: – ¿Quién está ahí? y sin tardanza la voz le dice: – ¿Quién está...