Dos bolsos, fábula de Esopo sobre el juzgar

Cada hombre, según una leyenda antigua, nace en el mundo con dos bolsos suspendidos de su cuello .. … uno al frente y otro en la espalda. Todo el bolso que lleva al frente está lleno de las faltas y defectos de sus vecinos, y el bolso grande que lleva detrás en...

Bóreas y Helios, cuento Esopo

  Hubo una discusión entre Bóreas (el viento del norte) y Helios (el sol) para decidir cual era más fuerte. Cuando pasó un viajero envuelto en una capa, se pusieron de acuerdo en que aquel que primero pudiera obligar al viajero a que se quitara la capa sería...

Los tres amigos, cuento Esopo

  Un buen hombre, ya próximo a morir, llamó a sus tres amigos: su dinero, su mujer y sus buenas acciones para despedirse. Su dinero le prometió encender un cirio para alumbrar su soledad, su esposa le dijo que iba a acompañar sus despojos hasta la tumba. Pero sus...

El lobo y la grulla, cuento Esopo

A un lobo que comía un hueso, se le atragantó el hueso en la garganta. Corría aullando por todas partes en busca de auxilio. Encontró a una grulla y le pidió que le salvara de aquella situación, y que enseguida le pagaría por ello. La grulla aceptó e introdujo su...

El médico ignorante, cuento Esopo

Un médico ignorante trataba a un enfermo. Los demás médicos habían asegurado que, aunque no estaba en peligro, su mal sería de larga duración; únicamente el médico ignorante le dijo que tomara todas sus disposiciones porque no pasaría del día siguiente. Al cabo de...

Padre y dos hijas

Un padre tenía dos hijas. Una casó con un hortelano y la otra con un fabricante de ladrillos. Al cabo de un tiempo fue a visitar a la casada con el hortelano, y le preguntó sobre su situación. Ella dijo: – Todo está de maravilla conmigo .. – ¡pero sí tengo...

Hermes y el escultor

Quiso Hermes saber hasta dónde le estimaban los hombres, y, tomando la figura de un mortal, se presentó en el taller de un escultor. Viendo una estatua de Zeus, preguntó cuánto valía. – Un dracma – le respondieron. Sonrió y volvió a preguntar: – ¿Y...

El avaro y el oro

Un avaro vendió todo lo que tenía de más y compró una pieza de oro, la cual enterró en la tierra a la orilla de una vieja pared y todos los días iba a mirar el sitio. Uno de sus vecinos observó sus frecuentes visitas al lugar y decidió averiguar que pasaba. Pronto...

El caballo y el asno

Un hombre tenía un caballo y un asno. Un día que ambos iban camino a la ciudad, el asno, sintiéndose cansado, le dijo al caballo: – Toma una parte de mi carga si te interesa mi vida. El caballo haciéndose el sordo no dijo nada y el asno cayó víctima de la...

La zorra y el leñador

Una zorra estaba siendo perseguida por unos cazadores cuando llegó al sitio de un leñador y le suplicó que la escondiera. El hombre le aconsejó que ingresara a su cabaña. Casi de inmediato llegaron los cazadores, y le preguntaron al leñador si había visto a la zorra....

El águila, el cuervo y el pastor

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito. La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre una oveja, pero con tan mal conocimiento en el arte que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse....

Dos mujeres

Cuenta Esopo, un escritor de fábulas de la Antigua Grecia, que en épocas antiguas, cuando los hombres podían tener varias esposas, un hombre de mediana edad tenía una esposa vieja y otra joven. Las dos lo querían mucho a su manera, y cada una de ellas deseaba que el...