Tintoreria

Cuando Nasrudin tenía una tintoreria, vino un cliente que le dijo: – Podrías teñirme este vestido? – ¿De qué color lo quieres? – Ah, nada complicado, pero que no sea ni rojo, ni verde, ni blanco, ni negro, ni amarillo, ni lila. Bien, ya me entiendes,...