¡Si Dios quiere!

Una tarde, Nasrudin le dijo a su esposa: – Si mañana llueve, iré al bosque a recoger leña. Si no llueve, iré a arar nuestro terreno. – ¡Di si Dios quiere!, como un buen creyente!, le aconsejó su mujer. – ¿Para qué?, respondió con rebeldía Nasrudin....
Suscríbete al boletín de contarcuentos y recibe un regalo

Suscríbete al boletín de contarcuentos y recibe un regalo

Te enviaremos como regalo de bienvenida el eBook "5 CUENTOS DE MINDFULNESS". ¡Recibirás cada mes nuestras novedades por correo electronico! Gracias por unirte a nuestra comunidad :-)

Politica privacidad

¡Gracias!, te enviamos un email para que confirmas tu suscripción.