Mala suerte

Caminando por la selva se topa con un león dormido. Poniéndose de rodillas ante él, murmura: – Por favor, no me comas. La bestia sigue roncando. Esta vez grita: – ¡Por favor, no me comaaas! El animal no se da por enterado. Temblando, abre las mandíbulas y...

Fortuna

Dios tomó forma de un mendigo, entró al pueblo y buscó la casa del zapatero. Tocó en la puerta y cuando el zapatero le abrió y le dijo: – Hermano, soy muy pobre. – No tengo una sola moneda en la bolsa y éstas son mis únicas sandalias. – Están rotas,...