Ventana sobre la utopia

Ella está en el horizonte, -dice Fernando Birri- Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte queda diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré. ¿Para qué sirve la utopía? Para eso sirve: para caminar. Por Eduardo...

Llamada

Sentado en la playa dirigía mis ojos al horizonte. Allí donde ni los barcos pueden ir. En realidad no era posible verlo, pero lo veía, cada vez más claro y claro. Impresionado quitaba mi vista de allí y miraba alrededor mio. No había nadie, no había nada. Estaba...