Muchacha hermosa

Tanzan y Ekido caminaban por un sendero lleno de barro. Llovía persistentemente. Al doblar un recodo, se encontraron de frente con una hermosa joven vestida con un kimono de seda, la cual no se atrevía a cruzar el camino por miedo a mancharse. – Ven aquí,...