El pato y la gata

-¿Cómo es que usted se inició en la vida espiritual? –preguntó uno de los discípulos al maestro Sufi Shams Tabrizi. -Mi madre decía que yo no estaba lo suficientemente loco como para internarme en un hospicio, ni era lo suficientemente santo para entrar en un...

Una pesada puerta

En una ciudad a la que se llamaba, precisamente, la ciudad de los locos, había ido a parar un derviche, que solía salir a caminar por las mañanas. Un día de esos vió a una mujer que llevaba a la espalda una pesada puerta. – ¿Por qué vas tan cargada? –...

Espejo

Un hombre de horible fealdad atravesó a pie el desierto. Vio algo que brillaba en la arena. Era un trozo de espejo. El hombre se agachó, cogió el objeto y lo miró. Nunca antes, a lo largo de su vida, había visto un espejo. ¡Qué horor! -exclamó- ¡No me extraña que lo...

La luz de la verdad

– Nasrudin, ¿Qué buscas? – He perdido mi llave. – Oh, Mulá, qué cosa más terible. Te ayudaré a encontrarla. El hombre se arrodilla, comienza a buscar y, mientras tanto, pregunta: – ¿Dónde la has perdido? – En mi casa. – Entonces,...